Tu marca, imagen, colores, nombre, logotipo y aplicaciones gráficas como papelería, empaque, tarjetas de presentación, tríptico, credencial y otros.

El Branding más que una estrategia de mercadotecnia, es el alma y esencia de tu idea, negocio o producto. Es tan importante como saber cuales son los objetivos de tu negocio y tener clara la misión de tu empresa.

Tener nombre lo más pronto que se pueda, definir que colores te van a identificar y determinar si el logotipo o marca se va a colocar en papelería como tarjetas de presentación, recetas, manuales, espectaculares, periódico, vasos, platos, menú, te dará una mejor idea de lo que quieres mostrar gráficamente. Esta conversación parece molestarle a muchos que inician sus proyectos y a otros tanto que reconocen ya con varios años en operación que no le dedicaron la atención necesaria a este aspecto de su empresa.

También debemos dejar en claro, que cuanto más profesional se vea, más duradero será, por lo que una inversión bien hecha, debe permanecer al menos 10 años.

Esta imagen de la que te hablo es la percepción que tu mercado, audiencia o clientes tendrán de ti. Así que si como me ves me tratas, considera que imagen quieres proyectar y quien es tu mercado para saber como debes hablarle.

Muchas veces como agencia tenemos conversaciones en las que por NO invertir tiempo creativo para definir el nombre, slogan y colores, el cliente prefiere hacer las cosas a medias sin alguno de estos tres elementos para “acelerar” el proceso de creación, cuando no consideran que se retrasa a un más ya que regresar a integrar algún color que no se considero o hacer cambios al logotipo llevan más tiempo. Por supuesto no vamos a permitir que esto suceda y no debes tampoco permitírselo a tu equipo creativo que lo haga. Rodearte de profesionales que te puedan orientar es el primer paso, apoyar y sobre todo resolver de forma adecuada para que no tengas que invertir más tiempo o recursos en el proyecto de tu imagen.

Inicia respondiendo preguntas como estas:

  • ¿Qué quiero lograr con mi producto o servicio?
  • ¿Ofrezco beneficios o cualidades que diferencian mi producto o servicio de los otros en el mercado?
  • ¿Qué cualidades quiero que se asocien con mi empresa?

Emprende, trabaja y siempre demuestra profesionalismo.