Enero 2019 inicio con un gran impulso de información, viralidad, memes, opiniones y sobre todo INFORMACIÓN FALSA.

Vivimos la comunicación con todos nuestros sentidos 24 horas al días, conectados a diferentes dispositivos a lo largo del día. Desde tu alarma para despertar que suena en tu smartphone hasta tu vehículo que puede estar conectado a tus dispositivos, smartwatch para no tener las manos ocupadas o la smart tv en la que seleccionar contenido para ver mientras termina tu día es mucho más sencillo que prender la laptop y conectarla a la televisión. En este pequeño párrafo, mencione un mínimo de 5 dispositivos y algunos de sus usos en nuestra vida cotidiana, que no resumen ni la mitad de los que existen o una cuarta parte de las formas en las que podemos utilizarlas.

Es alarmante la irresponsabilidad con la que hacemos uso de estos dispositivos para consumir información, compartirla e incluso firmar nuestras opiniones en los comentarios o en los pequeños botones con emojis que nos invitan a ser parte de la valoración colectiva de una publicación.

Redes Sociales, Páginas Web, Blogs de noticias, Blogs de chismes, Aplicaciones selecciona tu mejor forma de consumir información o desinformación.

El objetivo principal de la información falsa o Fake News es crear desinformación para influir en la toma de decisiones.

Una noticia falsa se difunde con voluntad deliberada de engañar y  tiene dos características fundamentales: tener un objetivo claro y adquirir una apariencia de noticia real, precisamente para conseguir engañarnos.

¿Sabes reconocer una noticia falsa? ¿Influyen en tus opiniones, gustos y preferencias las publicaciones en Facebook? ¿Expones argumentos personales cómo colectivos? ¿Verificas la fecha de las publicaciones? ¿Sabes si es confiable la fuente de información? … preguntas y preguntas que debes responder antes.

De acuerdo con el Trust Barometer 2018, realizado por la agencia de relaciones públicas Edelman, el 80 por ciento de los mexicanos considera a la información falsa como un arma que puede influir en su toma de decisiones.

El estudio reveló que, a nivel global, la confianza en los medios de comunicación se ubica en 43 por ciento entre la población general y en 53 por ciento entre la población más informada, lo que implica que son el tipo de institución con menor credibilidad, por debajo de las ONGs, las empresas y el gobierno. Como menciona El Financiero.

En este excelente artículo “Las fake news: quién las crea, para qué y cómo se propagan” de www.uncode.cafe se exponen los conceptos necesarios para entender completamente cómo y porqué funcionan las noticias falsas. ¿Debemos considerarlo buen marketing? ¿Efectivo? es sin duda una cuestión de ética para analizar. Pero para tener nuestras ideas más claras sobre el tema, el siguiente párrafo extraído del artículo nos ayuda:

Esto se pone interesante cuanto nos da un beneficio económico, el dinero en Internet se crea con tráfico, con visitas y con clicks. Internet es el gran difusor de información, pero no premia la buena información sino tránsito y la difusión de esta información, ya sea verdadera o falsa.

Cuando una información genera tráfico instantáneamente puede generar dinero con publicidad asociada al medio que difunde ese contenido. Un medio cobra en tanto que tiene visitas y coloca publicidad a su audiencia. Así que es muy sencillo: cuanto más viral se vuelve una noticia falsa, más dinero gana su autor. El retorno económico es mayor para las fake news que para las noticias contrastadas por periodistas y por medios de comunicación.

Hay que tener en cuenta también que hacer una noticia falsa es muy sencillo y barato que crear una noticia real.

Con todo esto presente, llego el término “Huachicol” para enaltecer y fortalecer la palabra desabasto y gobierno a nuestro querido país, incrementando su uso como palabras clave para redactar artículos periodísticos, hacer referencias personales, crear memes y apropiarse de nuestras conversaciones diarias. Compras de pánico, estrategias de venta absurdas y un sin fin de menciones sobre el tema. Polarizando opiniones e incluso amistades en las redes sociales.

Ahora con el termino Fake News claro y fresco, es evidente el uso de una estrategia con este tipo de contenidos por parte de medios de comunicación así como al mismo gobierno para influir en las opiniones generales. Por lo que es importante considerar su existencia, uso e influencia en el mercado para el beneficio de algunos.

Cuidemos y seamos responsables de nuestras actividades en Internet y recordemos nuestros principios y valores al elaborar o ejecutar estrategias. El mercado mexicano es sensible, amplio y responsivo a estímulos. Debemos incrementar la confianza en beneficio de todos.